Cães da Raça Dogo Argentino

Dogo Argentino, Dogue Argentino, Venda de Filhotes, Padreadores, Matrizes, Padrão da Raça, História da Raça, Cinofilia, Cães Premiados

Elija su idioma :
Português  Español  English

Historia del Dogo Argentino

Cristóbal Colón descubrió el nuevo mundo en 1492. En su segundo viaje, con diecisiete navíos, los conquistadores españoles cargaron a bordo de su navío, además de armas, instrumentos y alimentos, también perros de guerra. Esos perros, entrenados para luchas, esparcieron miedo y terror entre los nativos. En casi cincuenta años, los europeos conquistaron el nuevo mundo y lo dividieron entre ellos.

Historia del Dogo Argentino

Argentina fue colonizada en 1525 por España. Los nuevos dueños de las tierras estaban acompañados de sus Mastines. La primera tarea de ellos era la de proteger las nuevas instalaciones, y la segunda, era acompañarles a sus jefes en las cazadas. Ellos hacían excelente servicio al capturar esclavos fugados, así como sorprender a los nativos.

La ciudad de Córdoba fue fundada en 1573, donde los viejos perros de caza fueron perfeccionados por creadores para realizar las tareas. Córdoba se hizo el hogar de los perros blancos de enorme porte. (Perro Cordobés).

Argentina es un notable país con geografía diversificada. A noroeste hay extensas planicies, recubiertas por impenetrable mata espinosa. A noreste, la tierra está recubierta por florestas tropicales húmedas. La cadena montañosa se origina al sur,rodeada por pantanos.

La colonización condujo hacenderos y rancheros con sus inmensos rebaños a la zona rural. Tales rebaños fueron victimados por jaguares y pumas. Para hacer la caza más interesante, el cerdo salvaje europeo fue traído. Entretanto, ellos se propagaron de una forma alarmante y pasaron a atormentar a los hacenderos.

Historia del Dogo Argentino

Buenos perros fueron exigidos para cazar a los predadores y al cerdo salvaje. Ellos deberían tener ventajas físicas, con el objetivo de superar las dificultades de la caza en aquel increíble país. Aunque el viejo Perro Cordobés tuviera la agresividad ideal, la voluntariedad para matar y la insensibilidad al dolor, ellos pecaban por la falta de velocidad, agilidad y habilidad para cazar en grandes áreas. Por otro lado, los perros importados de Europa tenían velocidad, agilidad y habilidad, pero les faltaba coraje y fuerza en las mandíbulas. Además de eso, los viejos perros salvajes, los que se utilizaba en ese tipo de tarea, se extinguieron en Europa.

Esto puesto, había solamente un perro capaz para tal cazada: el Bull Terrier Inglés, que poseía casi todas las características deseadas.

Pecaba por el tamaño y resistencia. Dr. Antonio Norez Martínez empezó en 1920 con la crianza sistemática de una raza única: el Perro Argentino. Dr. Antonio, por su pasión por cazada y su conocimiento en genética, dio inicio a un programa de crianza, cuyo objetivo era la obtención del perro ideal para predadores del territorio Argentino. Tras su muerte en una cazada, su hermano Augustín Martínez dio continuidad a la pesquisa, con cruce del viejo Perro Cordobés con el Bull Terrier. Esas razas fornecieron la base en la que el Dogo Argentino surgió. Cruces sistemáticos se sucedieron: Gran Danés, cuya herencia fue fuerza, tamaño y postura. El Pointer Inglés, por su olfato; el perro lobo-de-caza Irlandés (Irish Wolfhound), utilizado para incrementar el tamaño y la velocidad; el Bulldog, para conservar la obstinación por la presa.

Los perros subsecuentes fueron utilizados para mejorar la raza: Perro Bordeaux, Mastín Español, Mastiff de los Pirineos y Bóxer.

Historia del Dogo Argentino

Los argentinos consiguieron con esos cruces producir un perro de caza blanco, con más o menos 60 – 65 centímetros de alto y un peso de 35 – 40Kg. En esa unión el factor decisivo para determinar cuales razas serían o no utilizadas era el éxito en la caza.

A lo contrario de los "colegas europeos", el cazador argentino exigía un perro blanco. Hombre y animal frecuentemente cazaban juntos. El color blanco lo protegí de un tiro accidental. Cazadores argentinos también apreciaban a un perro de caza silencioso, que no desperdiciara energía o alertase su oponente con ladrido alto.

Con relación al color blanco, el pelaje blanco, como tal, no es indicativo de albinismo, ya que la buena pigmentación de la nariz, piel, ojos es cuidadosamente producida.

Se puede percibir la fuerte influencia del Bull Terrier de aquella época, pues estos mismos aún son una raza blanca pura.

Historia del Dogo Argentino

Infelizmente en el plan de la primera raza, Dr. Martínez concentró un extraordinario macho Bull Terrier, el que transmitió sus genes a casi todas las especies subsecuentes. Ese macho cargaba el gene de la sordez, la que aún está metida en la raza. En el Bull Terrier blanco, el cruce con el Bull Terrier no blanco ayudó y redujo el problema de la sordez para menos del 1%. En el Dogo Argentino, el que ha sido creado solamente para el blanco, una incidencia considerablemente mayor debe ser esperada en los cachorros.

¿Valdría la pena repetir ese cruce con el Dogo Argentino? Aunque asustador para los fanes de los perros blancos, esto podría librar al Dogo Argentino de ese flagelo. ¿Sería atrayente el Dogo Argentino no blanco?

El Bull Terrier no blanco, a pesar de toda la resistencia, ha sido un éxito, ¡beneficiando también los perros blancos! De acuerdo con el padrón de la raza, reconocido en 1949, todos los tipos de color están prohibidos, con excepción de determinadas áreas territoriales. Entonces, ¿habrá alguien para romper las cadenas del modelo?

Con el Dogo Argentino todavía estamos manejando con una raza un poco más joven; además de eso, él viene de un país lejos de Europa. Hay rumores que las condiciones de crianza en Argentina, distante, serán difíciles de ser mejoradas, como fue discutido previamente en nuestro viaje a Nápoles.

Historia del Dogo Argentino

En la tierra madre Argentina hay más o menos 3.000 Dogos. Los centros de crianza, además de Córdoba son: Buenos Aires, La Plata, Mendoza y San Luís. El Club de Creadores de Argentina tiene aproximadamente 500 miembros y hay clubes rivales, así como algunos clubes que no están reconocidos por la Federación Internacional. El centro europeo de creadores de Dogo está en Alemania, con más o menos 140 perros de toda Europa. El notorio cinólogo Dr. Erich Schneider-Leyer, importó tres Dogos de Alemania en 1968. Él concentró mucho esfuerzo en esa raza. En 1972, la primera niñada fue producida en Alemania. En los diez años subsecuentes, hubo solamente 62 cachorros en un total de 13 niñadas. Hay pocas personas serias en la divulgación de esta raza.

Argentina está lejos del éxito, además de enfrentar problemas con el idioma. Un número de perros necesita ser urgentemente importado; no obstante, un análisis adecuado de las existencias debe ser realizada en la "tierra-madre" para que las importaciones sean planeadas. Obvio que los costes son altos. Estamos ansiosos por un patrocinador, que permita la continuación sistemática de esa raza así como en Alemania.

Historia del Dogo Argentino

El Dogo Argentino es un perro muy atrayente. Su estética es agradable para los observadores y su habilidad para cazar es probada continuadamente en Argentina. En muchas de las haciendas de creadores del Dogo existen pruebas con pumas y pruebas con jabalíes. En cualquiera de ellos el perro joven debe probar que tiene entusiasmo para cazar. De esta manera, la prueba lógicamente no puede ser reconciliada con nuestras ideas sobre prevención a la crueldad para animales, pero esto también se utiliza para probar perros de caza en el continente. Podríamos decir una superprueba de perros para actuación en los deportes. He visto películas que muestran el coraje de cualesquiera (tipos) de Dogos medio crecidos en pruebas con pumas completamente peligrosos.

Esto fue ciertamente muy impresionante del punto de vista de cazadores interesados. Naturalmente, en Europa no existen jaguares o leones de la montaña para intimidar los rebaños y por vía de regla en la selva, jabalíes son cazados con armas de fuego; entonces existe poca probabilidad de usarse este perro para cazar allí.

Historia del Dogo Argentino

El Dogo Argentino es también usado con éxito junto a la policía y el ejército como un perro de servicio. En la base de sus orígenes y anatomía él debería ser un éxito en competiciones. En Austria, el Dogo se está haciendo presente como un verdadero perro trabajador y cuando examinamos a la lista de los ancestrales, podemos ver que este perro tiene muy buenas peculiaridades.

En el Dogo Argentino tenemos un perro molosoide, un poco atípico, pero seguramente un perro típicamente luchador (combatiente). En las lecciones para educarse a cualquier Dogo, esta crianza es una verdadera regresión para el viejo perro de caza.

Expertos concuerdan que en Argentina la cazada con éxito del jaguar, puma y jabalí sería imposible sin la efectiva ayuda del Dogo Argentino. Él es un perro combatiente que hasta ahora realizó un servicio indispensable para el hombre en los tiempos modernos. Las inmensas expansiones y el impenetrable paisaje exigen una compañía de caza como esta.

Historia del Dogo Argentino

Para concluir, consideramos una hembra (matriz) de Argentina a principios de 1970 que fascinó con su elegancia y excelente (magnífica) anatomía. El "jangueo" del Gran Danés es inconfundible. Para mí, este es un fantástico y lindo perro.

En contraste, una importación originaria de Austria en los años 80, esta matriz muestra fuerza y esencia.

Estamos ideando un fenómeno familiar donde la crianza de perros jóvenes necesita tiempo para que un tipo uniforme pueda ser pensado para concluir con éxito muchas generaciones de crianza sistemática.

Los creadores y maníacos (fascinados) de esta bonita crianza de perros todavía tienen mucho trabajo por delante.

La Rosa De La Sierra - Dogo Argentino - Travessa Dona Leopoldina, 499 - Santa Cruz do Sul - RS - Brasil
Fone: (51) 3704-9114 / Celular Vivo:(51) 9818-7079 - E-Mail: dogoargentino@larosadelasierra.com.br